Archivos Mensuales

septiembre 2015

Recetas

Pasteles de Belém (pasteles de nata), una delicia portuguesa

10 septiembre, 2015
Receta_pastel_belem_nata

Hace un tiempo mi hermana Lidia hizo su primera visita a Portugal y trajo, a parte de unas fotos preciosas, unos pasteles de los que quedamos  totalmente enamoradas y claro la única oportunidad de volverlos a tomar era volver a ir allí, porque en aquella época aquí no había esos pasteles, al menos nosotras no los vimos, hace unos días viendo un programa de un cocinero del que somos muy fans, Jamie Oliver, hizo unos pasteles a los que llamó tartitas portuguesas y nos acordamos de aquellos pasteles que tanto nos gustaron, así que nos informamos de cómo se hacían y haciéndole algún que otro pequeño cambio aquí os traemos la receta de unos pasteles que están absolutamente deliciosos.

El dulce, consiste en una tartaleta de hojaldre y una especie de crema pastelera, así que como tenemos una super receta de crema pastelera hemos usado la nuestra.

Receta_pastel_belem_nata

Ingredientes:

  • hojaldre
  • 4 yemas de huevo
  • 125 gramos de azúcar
  • 400 ml de leche
  • 100 ml de nata para montar
  • Canela en rama o en polvo
  • Cáscara de limón
  • Vainilla
  • 40 gramos de maicena

Lo primero que haremos será extender la masa de hojaldre, espolvoreamos canela en polvo por la placa de hojaldre y enrollamos, cuando tengamos el rollo de hojaldre hecho lo cortaremos en trozos de unos 4 centímetros.

Receta_pastel_belem_nata

Cada rollito lo pondremos en un molde de magdalenas de previamente habremos engrasado con mantequilla, esos trocitos de hojaldre los iremos acomodando al molde aplastándolo con los dedos , una vez quede totalmente estirado lo mandaremos a la nevera.

Receta_pastel_belem_nata

El siguiente paso será hacer la crema pastelera, en un cazo pondremos la leche la nata , la mitad del azúcar , la vainilla, el limón y la canela (en rama o un poco de canela en polvo) lo pondremos a calentar a fuego lento para infusionar todos los ingredientes aromáticos que le hemos puesto.

En un bol pondremos las yemas, el resto del azúcar y la maicena, batimos con varillas hasta que se vuelva una mezcla homogénea y blanquecina.

Receta_pastel_belem_nata

Una vez que la leche ya tenga el aroma de la canela y el limón, retiramos las cascaras de este e iremos añadiendo primero un poquito de esta leche a la mezcla del huevo , azúcar y maicena e iremos moviendo con varilla una vez esté todo integrado volvemos a hacer la misma operación, seguimos echando la leche poquito a poco hasta que lo tengamos todo bien mezclado y volvemos a echar al cazo y a fuego lento y sin dejar de remover con la varilla seguiremos calentando hasta que la mezcle espese.

Receta_pastel_belem_nata

Sacamos de la nevera nuestro molde de magdalenas e iremos rellenando los cuencos de hojaldre con la crema pastelera.

El horno lo tendremos precalentado a 230 grados con calor arriba y abajo (sin ventilador) los dejamos dentro unos 20 minutos o hasta que se empiecen a dorar en ese punto ya están listos nuestros pasteles de nata o pasteles de Belem los podéis tomar tibios o fríos, allí es típico tomarlos con azúcar glas y canela espolvoreada por encima, esperamos que hagáis esta receta es muy sencilla y se hace en un momento además están deliciosos.

Receta_pastel_belem_nata

Moda

De falda a vestido TIE DIY

9 septiembre, 2015
Falda_vestido_desteñido_tie_diy

El caso de hoy es un poco parecido al del vestido naranja, en esta ocasión también nos fascino la tela, el estampado tie dye (desteñido) es uno de nuestros favoritos, es muy estilo años 70.

La prenda original era una falda, una falda que era por la zona delantera y trasera más larga que por los lados y claro tras un tiempo usándola como falda te das cuenta que ese efecto resultaba algo incómodo, así que le hemos hecho unas modificaciones y lo hemos convertido en vestido.

Falda_vestido_desteñido_tie_diy

Esta táctica os servirá para cualquier falda larga de la que ya estéis cansadas, el resultado es muy favorecedor.

Para hacer este cambio radical solo necesitaremos: aguja, hilo y una cinta o cadena o una cuerda, lo que más nos guste, si nuestra intención es que sea una vestido para salir pues le podemos poner una cadena o si lo queremos para ir a la playa pues una cuerda quedaría genial.

Comenzamos con la transformación de falda a vestido

Primero cortamos la cintura de la falda.

Falda_vestido_desteñido_tie_diy

A continuación le cortaremos las sisas y les haremos el dobladillo, para cortar las sisas hemos usado como guía un vestido , después pasaremos al cuello y espalda, le haremos un dobladillo también y por dentro pasaremos la cinta o cadena o cuerda, la ajustamos a la medida de nuestros hombros y fijamos cosemos la cinta y listo.

Falda_vestido_desteñido_tie_diy

Falda_vestido_desteñido_tie_diy

Falda_vestido_desteñido_tie_diy

Como el vestido queda bastante amplio ya que no tiene pinzas ni nada que lo ajuste lo usamos con cinturón para marcar la silueta, además, nuestra falda al tener esa desigualdad en el bajo ha quedado un vestido  bastante original.

Falda_vestido_desteñido_tie_diy

Y ya está lista nuestra transformación, como veréis ha sido bastante rápida y sencilla, ya sabéis no hay que tirar las prendas si las telas son bonitas, seguro que le podemos sacar partido.

 

Decoración

Portavelas DIY

7 septiembre, 2015
Portavelas_diy_bote_cristal

Hoy el tema va de reciclaje ¡cosa que nos encanta!, el darle una nueva vida a algo que ya ejerció su función y que crees que ya no va a servir para nada más es gratificante, y no son pocas las cosas que pueden resucitar, no amigos, casi todo es susceptible de tener una nueva vida, en este caso han sido unos botes de cristal, uno venía con pepinillos en conserva (aunque de pepinillo tenían más bien poco, eran grandes como berenjenas) y el otro creemos recordar que eran de patatillas.

En uno de los primeros post ya reciclamos un botecito de estos, hicimos una lámpara con él.

La verdad que nos gusto mucho el resultado de usar un bote de cristal como iluminación así que volvemos a la carga, esta vez los hemos usado como portavelas.

Siendo sinceras esto tiene multitud de decoraciones, nosotras os enseñaremos de dos tipos, pero ya es solo darle vueltas al coco y pensando según el lugar donde tenemos intención de ponerlas elegiremos el tipo de decoración.

 

Portavelas_diy_bote_cristal

Portavelas_diy_bote_cristal

Materiales para los portavelas:

  • Piedras
  • Conchas
  • Alambre
  • Yute
  • Botes de cristal
  • Pegamento
  • Velas

Portavelas pedregoso.

En el primer ejemplo hemos llenado toda la base del bote con piedras blancas.

Portavelas_diy_bote_cristal

Para no poner la típica vela gruesa, se nos ha ocurrido poner las que se ponen en los candelabros, las hemos cortado a distinta altura y con la ayuda de las piedras las hemos acomodado para que no se nos caigan, un consejo que creemos que sería muy útil si hacéis este tipo de portavelas es que dispongáis de un mechero de esos largos o cerillas largas, os será mucho más fácil el tema del encendido de la vela (habla la experiencia nosotras no teníamos y ha sido muy divertido encenderlas).

Portavelas_diy_bote_cristal

Con el yute hemos adornado la boca del bote y para fijar la cuerda la hemos pegado con pegamento.

Portavelas_diy_bote_cristal

Es muy importante recortar los hilitos que queden sueltos para evitar que prendan fuego.

Portavelas_diy_bote_cristal

Portavelas marinero.

El segundo bote es una delicia, hemos utilizado una pequeña colección de conchas de nuestra madre, la variedad es amplia, hay conchas tanto del Mediterráneo como del Atlántico. Los que no viváis en zona de mar no os queráis escaquear de hacerlo que sabemos que hay tiendas de decoración en las que venden conchas.

Portavelas_diy_bote_cristal conchas

Solo hemos dispuesto las conchas de manera que las más bonitas se vean bien y para facilitar el acomodamiento de la vela hemos utilizado una concha de sujeta vela.

Portavelas_diy_bote_cristal

Para terminar lo hemos hecho transportable colocándole un alambre alrededor de la boca del bote y poniéndole un asa de un extremo a otro.

Portavelas_diy_bote_cristal

Portavelas_diy_bote_cristal

Portavelas_diy_bote_cristal

Los botes los podéis rellenar con lo que más os guste, otra opción si queremos decorar una mesa de comedor sería llenarla de granos de café y anís estrellado y ponéis encima la vela o con sal gorda mezclada con chile seco picado para las mesas donde vamos a tomar algo queda muy acorde con el tema culinario y una velas siempre dan un aire muy acogedor.

Si la intención es ponerla en el baño, unas sales de baño de color también irán muy bien aparte de dar aroma a la estancia, en fin todo es echarle algo de imaginación al asunto.

Eesperamos que pongáis en práctica este DIY y que hagáis vuestros propios portavelas.

Recetas

Croquetas de salmorejo

3 septiembre, 2015
Croquetas_salmorejo

Si queréis realmente sorprender a alguien, tenéis que hacer esta receta obligatoriamente y es que hoy os traemos una receta de croquetas, pero no unas croquetas cualquiera no, unas croquetas que más del sur no podían ser, esta delicia que os traemos están rellenas de ¡salmorejo! y os preguntaréis ¿cómo hemos metido el salmorejo dentro de una croqueta? pues es más sencillo de lo que puede parecer, quedaos leyendo que vamos ya con la receta.

Croquetas_salmorejo

Ingredientes para unas 15 croquetas de salmorejo:

  • 500 gramos de tomate (nuestro tomate el solito ya pesaba eso)
  • 100 gramos de pan cateto
  • 1 ajo
  • Un puñadito de sal (al gusto)
  • Aceite de oliva
  • Jamón serrano

Es muy importante que el tomate sea de buena calidad para que el salmorejo quede delicioso como fue el caso de este, comenzamos troceando los tomates y los disponemos en un recipiente para batir tipo bol, los trituramos con la batidora, después echamos el ajo y la sal, volvemos a batir, a continuación ponemos el pan troceado para que nos sea más fácil triturarlo todo y por último ponemos el aceite de oliva, lo iremos añadiendo  poco a poco, hasta que nos quede una crema fina y de un bonito tono anaranjado subido, en este punto podemos rectificar de sal y ya estaría listo el salmorejo para comer, pero como va a ser para croquetas, le hemos añadido jamón a taquitos, así teníamos dos texturas diferentes dentro de la croqueta.

Croquetas_salmorejo

Bueno pues vamos con el truquito de las croquetas: las congelamos.

Croquetas_salmorejo

Hemos usado una cubitera y hemos ido poniendo salmorejo dentro de cada hueco y al congelar lo ideal es que las dejéis congelar toda la noche ya que es un relleno de difícil manipulación si no esta totalmente congelado.

Croquetas_salmorejo

Y ya solo queda pasarlas por huevo y pan rallado lo haremos dos veces o tres si vemos que no se ha quedado bien cubiertas de pan rallado, una vez emborrizada las volvemos a poner en el congelador, lo ideal es que las friamos congeladas para no correr el riesgo de que se nos pongan blandas y se salga el salmorejo.

Croquetas_salmorejo

Si lo hacéis así quedaran perfectas, es una explosión de sabor deliciosa, tenéis que probar a hacer la receta, esperamos que la pongáis en practica.

Croquetas_salmorejo