Archivos Mensuales

noviembre 2016

Recetas

Ajoblanco con gambas caramelizadas

14 noviembre, 2016
ajoblanco-gambas-caramelizadas

Volvemos en el blog a hacer un repaso a las recetas de nuestra tierra hoy dedicamos esta entrada aL ajoblanco, una sopa fría que tiene su origen en Andalucía y Extremadura y aquí en Málaga es muy típica, como es habitual este tipo de recetas tan caseras, en cada casa sabe diferente, así que hoy nosotras os enseñamos la que tomamos por casa.

Ajoblanco con gambas caramelizadas

Ingredientes

  • 100 gramos de almendras
  • 3 dientes de ajo
  • AOVE
  • 1 cucharada sopera de vinagre
  • Una rebanada de pan mojado en agua
  • Una pizca de sal
  • 5 gambas por cada comensal
  • Azúcar moreno
  • ½ litro de agua fría

Preraración

Comenzamos escaldando las almendras para poder quitar la piel con facilidad, una vez peladas las ponemos en el vaso de la batidora, junto con los ajos, la sal, el vinagre y el pan que teníamos en remojo bien escurrido, batimos  hasta obtener una pasta, seguidamente vamos incorporando poco a poco el AOVE y cuando esté todo ligado iremos poniendo el agua fría sin parar de batir, la cantidad de agua  es aproximada, hay personas a las que les gusta más espeso o más líquido, probamos y rectificamos de sal o vinagre y dejamos enfriar en la nevera.

ajoblanco-gambas-caramelizadas

Pelamos las gambas frescas y las ponemos a dorar en la sartén con un poco de AOVE una vez estén listas añadimos un poco de azúcar moreno y las caramelizamos.

Ya podemos servir nuestro ajoblanco en cuencos poniéndole por encima las gambas caramelizadas que le darán un punto original y hace muy buen contraste de sabores,

como veis es una receta muy sencilla y rápida y es una buena alternativa al gazpacho.

ajoblanco-gambas-caramelizadas

Nos vemos el jueves con una nueva entrada, esta vez de decoración ¡os esperamos!

Belleza

Antifaz para dormir DIY

10 noviembre, 2016
antifaz-dormir-diy-ojos-bordados

Pues aquí venimos de buena mañana con un DIY de costura, y este DIY es un antifaz. Os gustará si sois de esas personas bendecidas con una farola frente a la ventana del dormitorio, que por el lado bueno eso que te ahorras en la factura de la luz y por el lado no tan bueno parece que estés al norte del círculo polar ártico donde en pleno verano nunca anochece.

También os interesará este antifaz DIY si vivís con un conflicto marital tipo :

    PAREJA FOTOSENSIBLE (Con falso tono autoritario) – Baja la persiana hasta abajo que me molesta la luz por la mañana.

    PAREJA PARANA (Mirando hacia el suelo con temor) – Si bajo la persiana me despierto a oscuras y lo primero que pienso es que me he quedado ciego o que el mundo se ha acabado o que…(dramas varios).

Así que si estáis entre los elegidos o sentís algún conflicto relacionado con la luz y el sueño ahí va nuestro DIY de hoy.

Antifaz para dormir DIY

Lo primero que tenemos que hacer es una plantilla en un folio de lo que será el antifaz. Recortamos el folio y nos lo probamos en la cara para ver si es del tamaño adecuado y le dibujamos los ojos para ponerlos en buena posición. Para la elaboración de este antifaz necesitaremos la colaboración de alguien que nos haga de modelo o si nosotros hacemos de modelo necesitaremos que alguien nos haga de ojos, porque si no nos puede salir un churro.

Una vez que estamos satisfechos con la plantilla la pasamos a la tela definitiva, en este caso un retal de tela blanca, y dibujamos los ojos con un lápiz o un jaboncillo para tela. Una vez dibujados los ojos pasamos a bordarlos.

Para hacer este antifaz hemos recurrido a un post que hicimos este verano de cómo hacer parches bordados para la ropa en el que bordamos distintos motivos en un trozo de tela y fuimos fabricando varios parches.

antifaz-dormir-diy-ojos-bordados

Una vez terminado el bordado cubriremos la parte de atrás con una tela, lo mejor es que sea una tela negra para aportar mayor oscuridad al antifaz y hacer que cumpla bien su cometido. También es importante que sea una tela muy suave y agradable ya que será la que esté en contacto con nuestra piel.

Una vez que tenemos las dos telas cortadas las unimos por el contorno con una cinta al bies. Como hay que hacer muchas curvas primero hemos hilvanado la cinta con hilo rojo para que se nos quede bien asentada y después la hemos cosido con hilo negro en la máquina de coser.

antifaz-dormir-diy-ojos-bordados

Y lo último que nos queda es ponerle la cinta de atrás para sujetar el antifaz. Nosotras la hemos hecho haciendo un canutillo con la misma tela de la parte de atrás del antifaz y un elástico. En este momento lo mejor es probar el antifaz a la persona que se lo vaya a poner para hacerlo a su medida.

antifaz-dormir-diy-ojos-bordados

Y con esto ya tenemos listo nuestro antifaz con el que nos ahorraremos algún que otro conflicto y con el que mejoraremos sin duda la calidad del sueño.

¡Que paséis un buen fin de semana! nosotras estamos emocionadas porque hoy mismo empieza el Fancine que es el Festival de cine fantástico y de terror de Málaga del que somos absolutamente fans y al que esperamos año tras año con muchas ganas, así que nos espera un maratón de semana y media de cine sin parar.

Aún así no nos olvidamos de nuestros lectores y volveremos el lunes con una recetilla de las nuestras ¡Hasta el lunes!

Recetas

Croquetas de espinacas y piñones

7 noviembre, 2016
croquetas-espinacas-pinones

Volvemos a la normalidad en el recetario del blog después de la resaca de Halloween y hoy lo hacemos con algo tan tradicional como versátil las croquetas.

En esta ocasión vamos a proponeros hacerlas con espinacas y piñones están muy jugosas y además hemos querido acompañarlas con una mayonesa de curry que hacen de estas croquetas un plato redondo.

Croquetas de espinacas y piñones

Ingredientes:

  • 300 gramos de espinacas frescas
  • 50 gramos de piñones
  • Media cebolla
  • Un poco de nuez moscada rallada
  • Una pizca de sal
  • ½ litro de leche
  • 2 cucharadas colmadas de harina (unos 60 gramos)
  • Pan rallado
  • Un huevo

Elaboración

Comenzamos picando a trocitos pequeños la cebolla y la vamos rehogando, sazonamos la cebolla con un poco de sal (no demasiado porque las espinacas son un poco saladas) y con la nuez moscada al gusto. Mientras se va haciendo la cebolla picamos las espinacas, cuando la cebolla esté pochada añadimos las espinacas y las rehogamos, cuando estén reducidas añadimos los piñones y  le ponemos la harina, la tostamos un poquito y seguidamente añadimos la leche y comenzamos a remover para que se vaya diluyendo la harina dejamos cocinar esta bechamel y vamos removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue, la masa estará lista cuando ésta se despegue de las paredes de la sartén, llegados a este punto ponemos la masa en una fuente y dejamos que enfríe.

Mayonesa de curry:
  • Un huevo
  • Aceite de girasol o de oliva suave unos 175 ml
  • Un poco de sal
  • Media cucharada pequeña de  azúcar
  • Una cucharada pequeña de curry

Preparamos una mayonesa y una vez esté ligada añadimos la sal, el azúcar y el curry, así de sencillo, la probamos y rectificamos de sal hasta que quede de nuestro gusto, queda una mayonesa con un toque diferente, que casa a la perfección con el sabor de las espinacas ya nos contareis.

Una vez enfriada la masa, comenzamos a hacer las croquetas, en esta ocasión las hemos hecho redondas, se comen en un bocado y nos aseguramos que todas queden más o menos igual, las pasamos por huevo y pan rallado y a freír, una vez estén doraditas ponemos en papel absorbente para quitar el exceso de aceite y ya podemos pasarlas por la salsa de curry y no parar de comer hasta que no queden ni las migas.

croquetas-espinacas-pinones

Las croquetas es un plato que admite muchas posibilidades, si os gusta esta receta no dejéis de pasaros por las croquetas de salmorejo que tenemos en el blog,  están espectaculares , buen comienzo de semana y nos volvemos a encontrar el jueves.

Decoración

Tapizar una silla en capitoné

3 noviembre, 2016
tapizar silla capitone

Este DIY es obra y gracia de nuestro padre, un día apareció con unas tablas que tenía por ahí diciendo que se iba a fabricar una silla/taburete con tapizado en capitoné, dicho y hecho, allá que se puso a hacer su taburete. Días más tarde vio un taburete muy barato y se arrepintió un poco (pero solo un poco) con el trabajo que le había costado hacerse su taburete, pero bueno, siempre compensa el esfuerzo ver tu pequeña obra de arte.

Y después de hacer el taburete viene lo más interesante, tapizarla. En esta ocasión nos hemos decantado por hacerle un diseño en capitoné con una tela aterciopelada y botones forrados.

Tapizar una silla en capitoné

Cogemos la superficie a tapizar en este caso la tabla superior de nuestro taburete y con lápiz y regla vamos haciendo el dibujo en el que decidiremos donde irán los botones.

Una vez que hemos decidido el lugar de los botones nos ayudaremos de un taladro para hacer un agujero en cada punto por el que se coserán los botones.

Con todos los agujeros hechos le ponemos encima la gomaespuma que servirá para acolchar la silla y que sea súper cómoda. Sobre la gomaespuma ponemos la tela con la que tapizaremos la silla dejando bastante sobrante por los laterales por la que pueda perder en dobleces.

Con una aguja grande y una cuerda resistente la pasamos por el agujero atravesando la gomaespuma y la tela, ensartamos el botón y lo volvemos a atravesar todo en sentido inverso cosiendo de esta manera cada botón en cada agujero.

Pondremos la cuerda doble para aumentar la resistencia, hay que tener cuidado de que todos los botones queden a la misma tensión. Cuando tengamos los botones a la tensión deseada graparemos la cuerda en la parte posterior para fijarla, giraremos la cuerda en sentido inverso y volveremos a grapar. De esta manera nuestro tapizado de capitoné nos durará todo el tiempo que queramos.

tapizar silla capitone

Mientras vamos fijando los botones nos vamos asegurando que los dobleces queden bien asentados como se ve en la imagen.

tapizar silla capitone

Cuando tengamos todos los botones del capitoné puestos terminaremos de fijar los laterales de la tela grapando todo el contorno. Para terminar con el tapizado hemos cubierto la parte posterior con la misma tela con la que mandamos forrar los botones.

tapizar silla capitone

Por último y para darle una segunda utilidad a nuestra banqueta DIY le hemos puesto unas bisagras con las que podemos usar el interior de la banqueta para guardar papeles, partituras…

tapizar silla capitone

Y este a sido nuestro DIY de jueves, una banqueta multifunción que ya tiene su hueco el el rincón de la música en casa.

Os deseamos un buen fin de semana. Nos vemos el lunes con una receta deliciosa