Archivos Mensuales

marzo 2017

Decoración

Cortina de cocina abatible y sin agujerear la pared

31 marzo, 2017
Cortina abatible adhesiva

Hace casi un año y medio que nos mudamos y desde entonces llevamos buscando una solución para poder ponerle una cortina a la ventana de la cocina. A pesar de ser una ventana pequeña, nos da la vida, tanto por la luz que entra como por la corriente que se crea cuando la abrimos.

Al tener la ventana la parte de arriba totalmente pegada al techo de escayola hacía imposible poner una barra de cortina tradicional. Por lo que había que inventar otra solución, así que finalmente y después de muchas vueltas dimos con nuestra barra de cortina abatible.

Cortina de cocina abatible y sin agujerear la pared

Nuestra barra debía cumplir dos requisitos:

  • Ser abatible para poder abrir la ventana
  • Que no fuera necesario taladrar los azulejos

En un principio pensamos en las barras de toallas de baño abatibles, pero estas barras pesan un poco y no iba a ser suficiente pegarla con silicona, requeriría taladro y no estábamos dispuestos. Además, no era fácil dar con el tamaño que queríamos.

Otro material que podíamos usar era el plástico, un material lo suficientemente ligero. Pero no se nos ocurría una solución fácil de conseguir, práctica y estética con este material.

Y finalmente dimos con la madera, un material versátil que puede pesar poco o mucho dependiendo de que tipo uses y que cantidad. Como nosotros lo que necesitábamos era un listón finito, permitía el uso de silicona para sujetarlo a la pared. Así que con un listón de madera y una bisagra encontramos la solución perfecta a la cortina de la cocina.

Cortina abatible adhesiva

El alto del listón es de 3 cm, así que elegimos una pieza con un poco más de superficie para pegarla a la pared y así asegurarnos que quedara bien sujeta.

Primero pegamos la pieza que va a la pared. Dejamos un día completo para que la silicona se seque y se adhiera completamente.

Atornillamos la bisagra al listón de madera que hará de barra de cortina, y por último atornillamos el otro lado de la bisagra a la pieza de madera pegada a la pared. Las bisagras normalmente tienen un poco de holgura, así que para evitar que el listón cayera un poco hacia abajo le pusimos unas arandelas a los tornillos hasta que nos quedó totalmente recto.

Cortina abatible adhesiva

Y por fin tenemos nuestra cortina, o más bien nuestro visillo. La tela es de Ikea. Una tela muy baratita y muy mona de la que solo cosimos los laterales y la parte superior, dejando la terminación que trae la tela formando ondas en la parte de abajo.

Sin más nos despedimos hasta el lunes. Que disfrutéis del fin de semana.

Recetas

Boquerones en vinagre caseros

27 marzo, 2017
Boquerones en vinagre

Una de las tapas que están más ricas y que la podemos encontrar en la mayoría de los bares españoles son los  boquerones en vinagre. Es una tapa fría para acompañar con pan, que casa a la perfección con una caña bien fresquita y una conversación amena.

Boquerones en vinagre

Ingredientes

  • 1/2 kilo de boquerones de tamaño medio
  • Vinagre
  • Ajo
  • Peregil

Receta

Limpieza

Lo primero será limpiar los boquerones. Hay pescaderías en las que ya te los venden limpios, pero en caso contrario lo haremos en casa. La manera de limpiarlos es sencilla, además, mejor aprender a hacerlo y así no tendremos esa restricción de que solo podremos comprar boquerones en las pescaderías en las que nos los den limpios.

Para retirar la cabeza, las tripas y la espina solo hay que coger el boquerón en horizontal, con la mano derecha sujetamos la cabeza, presionamos por la parte de arriba con el dedo índice y vamos tirando de la cabeza hacia abajo. Veremos como sale cabeza, tripas y espina todo de una sola pieza. A la misma vez se quedan separados los lomos del boquerón.

Igual las primeras veces se nos parte la espina y no sale todo del tirón, pero cuando llevemos unos cuantos nos saldrá perfectamente. Todo esto lo haremos bajo el grifo con un hilo de agua para ir limpiando uno a uno cada boquerón.

Desangrado

Una vez que los tenemos bien limpios tocará desangrarlos. Los ponemos con la piel hacia arriba en un recipiente y les echamos agua fría hasta que estén sumergidos completamente. Los metemos en la nevera y dejamos aproximadamente un par de horas, cada medía hora cambiamos el agua.

Vinagre

Una vez que están bien desangrados los echamos en vinagre. En un recipiente de cristal transparente ponemos una capa de boquerones con la piel hacia arriba, echamos un poquito de sal y cubrimos con vinagre. Encima vamos poniendo capas de boquerones del mismo modo hasta que estén todos cubiertos de vinagre.

Los metemos en la nevera y los vamos vigilando. Dependiendo del tamaño del boquerón requerirá más o menos tiempo para que se terminen de hacer en el vinagre. Si son pequeñitos los vamos vigilando cada media hora. Y si son más grandes los dejaremos más tiempo. Estos han estado unas 2 horas en vinagre.

El momento de sacarlos del vinagre será cuando en todo el espesor del boquerón se aprecie la carne totalmente blanca.

Congelar

Cuando estén listos se sacan del vinagre y se meten en bolsas de congelación. Al ser un pescado que no ha sido calentado a mas de 60ºC requiere que sea congelado a -20ºC durante al menos 5 días si tenemos un congelador doméstico de 3* o más. Estas son las recomendaciones del Ministerio de Sanidad del Estado Español para inactivar  el parásito anisakis y comer pescado de manera segura.

Boquerones en vinagre

 Disfrutar

Ya solo nos queda disfrutar de este manjar. Cuando haya pasado el tiempo de congelación sacamos los boquerones que vayamos a consumir, les echamos aceite de oliva, ajo y perejil picado por encima.

Acompañados de una rodaja de pan podremos degustar una de las mejores preparaciones de pescado.

El truco para que nos salgan unos boquerones en vinagre bien tersos y blancos es comprar el pescado del día lo más fresco posible, limpiarlo conforme lleguemos a casa y realizar un buen desangrado. De esta manera tendremos unos boquerones en vinagre perfectos.

Nos vemos el jueves con un nuevo DIY. Que tengáis buen comienzo de semana.

Decoración

Cómo aprovechar el espacio de detrás de la puerta. Zapatero

24 marzo, 2017
Aprovechar espacio tras puerta zapatero

Ya os comentamos hace unos días (en la entrada de solución para recibidor estrecho) que cuando empezamos a organizar la casa nuestra idea inicial era poner un zapatero a modo de mueble de recibidor. Pero más adelante se nos ocurrió una alternativa que nos convencía más y es una solución estupenda para poner el zapatero aprovechando espacios que de otra manera no usaríamos para nada, y ese espacio es el hueco que queda tras la puerta del dormitorio.

Zapatero tras la puerta

Hemos usado los zapateros Trones de Ikea porque son bastante estrechos y caben perfectamente dejando abrir la puerta completamente sin problemas. Este tipo de zapateros vienen en pack de tres unidades, pusimos dos pegados debajo y uno más arriba para que entre el hueco de uno y otro deje espacio para que se cuele la manilla de la puerta cuando está abierta.

Y como aquí se aprovecha todo pues que mejor que darle uso a los huecos que dejan los zapateros. Uno de ellos lo hemos usado para las gafas de sol, de esta manera las tenemos siempre a la vista y organizadas.

Aprovechar espacio tras puerta zapatero

El otro lo usamos para anillos, pulseras, collares… exactamente para lo que no nos cabía en el espejo para joyas.

Y ya para terminar de aprovechar este espacio hemos puesto un colgador en el que ponemos los sombreros. De esta manera cada cosa tiene su sitio y eso es esencial para mantener el orden en casa, además de aprovechar un espacio que de otra manera no usaríamos para nada.

Aprovechar espacio tras puerta zapatero

Una cosa que hemos hecho para evitar que al abrir la puerta choque con el zapatero es poner en el suelo un tope para puertas adhesivo, de esta manera conservaremos en perfecto estado tanto el zapatero como la puerta.

Sin más os dejamos hasta el lunes, que vendremos con una nueva receta. ¡Que disfrutéis del fin de semana!

Recetas

Merengue suizo clásico y de moka

20 marzo, 2017
Merengue suizo moka cafe

¡Ay el merengue! Desde pequeñas somos unas incondicionales de él. Hace algún tiempo hicimos un intento de merengue, pero siempre resultaba que al cabo de unas horas de haber montado las claras se comenzaba a separar y dejaba de tener la textura de recién montado. Después, investigando sobre cómo hacerlo de la forma correcta para que eso no sucediese dimos con la receta del merengue italiano, pero es un poco lenta la forma de realizarlo y a nosotras nos gusta lo rápido y fácil, ¡que le vamos a hacer!

Así que por fin dimos con LA RECETA del merengue suizo: fácil, rápido y absolutamente delicioso. Tiene la textura dura y suave del merengue de pastelería, ha sido nuestra perdición, desde que hemos aprendido a hacerlo los hemos hecho ya varias veces. Así que tenemos que deciros que si no vais a tener un poco de autocontrol, ahora es el momento de dejar de  leer.

Merengue suizo

Ingredientes

  • 100 gramos de claras (3 claras de huevo)
  • 200 gramos de azúcar
  • Una pizca de sal
  • Esencia de vainilla opcional

Comenzamos poniendo las claras de huevo junto con el azúcar, y si os gusta, un poco de esencia de vainilla. Lo echamos todo en un bol que pondremos al baño María. Con unas varillas sin dejar de remover para que no cuaje disolvemos el azúcar, para saber cuando está totalmente disuelto en las claras cogemos un poco y tocamos con los dedos y si la textura no es granulosa estará listo.

Seguidamente podemos comenzar a montarlo, se pone en la mezcladora con las varillas, o si no tenéis, en una batidora de varilla que también lo monta perfectamente, damos máxima potencia y veréis como se hace la magia.

Merengue suizo moka cafe

Merengue de moka

A partir de esta base de merengue lo podemos hacer de sabores, hoy os traemos un merengue de moka.

Ingredientes

  •  100 gramos de claras (3 claras de huevo)
  •  200 gramos de azúcar
  •  Una pizca de sal
  •  1 cucharada sopera de café  soluble
  •  1 cucharada pequeña de cacao puro en polvo

Ponemos todos los ingredientes juntos al baño María y una vez disuelto todo ¡pues a montar se ha dicho!

Para el merengue suizo tradicional lo ideal es que os hagáis con un soplete, le dais una pasada y habremos conseguido el toque tostadito profesional jeje, y para la decoración del merengue de moka hemos espolvoreado un poquito de cacao en polvo.

Merengue suizo moka cafe

Lo sabemos, somos malas, pero ya lo advertimos al principio.

Buen comienzo de semana y si se tuerce un poco solo tenéis que poner en práctica esta receta, ya veréis como se va enderezando.