Recetas

Azúcar aromatizado y de sabores

15 mayo, 2017
Azucar aromatizado y de sabores

Hace unas semanas hicimos una entrada sobre sales aromatizadas para cocinar, pues bien, hoy la cosa va de dulce. En esta ocasión serán azúcares aromatizados.

La elaboración es exactamente la misma que para las sales, así que es bien sencillo ¡vamos a ello!

Azúcar aromatizado y de sabores

Azucar aromatizado y de sabores

Azúcar aromatizado con naranja:

Solo necesitamos la cáscara de la naranja seca que pulverizamos con un procesador de alimentos. Este polvo se lo añadimos al azúcar y listo.

En la entrada de las sales aromatizadas podéis ver cómo hemos secado la cáscara.

Si queréis más intensidad de sabor le ponéis más polvo de naranja.

Es perfecto para nuestros bizcochos, cupcakes o galletas.

Azúcar aromatizado de limón:

El procedimiento es el mismo que con la naranja. Trituramos la piel seca del limón con un procesador de alimentos y se lo añadimos al azúcar, al igual que el de naranja es perfecto para nuestros bizcochos o galletas.

Azucar aromatizado y de sabores

Azúcar aromatizado de canela:

Este es el más sencillo de todos y más común quizás. Únicamente necesitamos canela en polvo, la añadimos al azúcar, movemos bien para quede bien repartido y listo.

Es el que utilizamos cuando tenemos que emborrizar las torrijas en azúcar y canela, podemos añadirla a nuestros batidos o incluso al café.

Azucar aromatizado y de sabores

Azúcar aromatizado de plátano:

Nos haremos con unas rodajas de plátano seco que venden en las tiendas de chucherías, pasamos por el procesador de alimentos hasta hacerlo polvo y lo añadimos al azúcar.

Este azúcar es perfecto para los batidos de chocolate, o cualquier líquido que lleve chocolate está muy rico.

Bueno aunque aquí no lo hemos enseñado, otro azúcar aromatizado muy famoso del que no nos podemos olvidar es el azúcar aromatizado con vainilla.

Cuando uséis vainas de vainilla para hacer natillas o bizcochos o lo que sea, ya sabéis que hay que sacarles las semillas y poner la vaina también en el líquido para infusionar. Cuando hayamos terminado con la receta, sacamos las vainas las lavamos bien y las ponemos a secar, cuando estén bien secas las ponemos en nuestro azucarero habitual y veréis que poco a poco nuestro azúcar normal se va convirtiendo en un delicioso azúcar con un toque a vainilla.

Esperamos que os haya gustado esta forma de aromatizar el azúcar.

También te puede interesar

¡Anímate a comentar!

Deja tu respuesta