Explorando Categoría

Recetas

Recetas

Tacos de gambas

5 junio, 2017
Tacos de gambas

Para qué negarlo, ahora que llegan estos días calurosos nos da más pereza pensar cada día que hacemos de comer. Así que hoy vamos a echaros un cable, traemos unos tacos de gambas que os van abrir el apetito y las ganas de cocinar.

Esta vez nos alejamos un poco de lo habitual que lleva un taco, que es la carne o el pollo, para irnos al mar y es que estos tacos son de gambas maceradas en salsa verde y salsa de chile chipotle.

Vamos a ello que sabemos que estáis salivando.

Tacos de gambas

Ingredientes

  • Gambas (hemos puesto unas 7 gambas por taco)
  • Cebolla picada
  • Tomate picado
  • Maíz
  • Cilantro fresco
  • Salsa verde
  • Salsa de chile chipotle
  • Tortillas para tacos
  • Zumo de lima
  • Crema agria (yogur griego con limón y un poco de sal)
  • Queso rallado

Receta

Comenzamos poniendo a macerar las gambas, las pelamos y crudas las metemos en una salsa que habremos hecho con (para unas 20 gambas) una cucharada sopera de salsa verde y otra de salsa de chile chipotle, un poco de sal y el jugo de media lima.

Tacos de gambas

Dejamos las gambas una hora aproximadamente.

Una vez pasado el tiempo salteamos las gambitas con su salsa y ya podemos comenzar a montar el taco.

Primero ponemos el queso, a continuación ponemos el maíz, después la cebolla, el tomate el cilantro y por último las gambas.

Para coronar nuestros tacos marineros ponemos un poco de salsa verde y crema agria y ya podéis volveros locos con esta explosión de sabores.

Tacos de gambas

Esperamos que nuestros amigos mexicanos no se ofendan por este cambio en los ingredientes, pero estaríamos encantadas de que nos dijeseis alguna que otra receta de esta cocina que os encante, porque estamos fascinadas con la cocina mexicana ¡Viva México!

Que tengáis buen comienzo de semana.

Recetas

Risotto de espárragos, portobello y gorgonzola

29 mayo, 2017
Risotto de esparragos portobello y gorgonzola

Último lunes del mes de mayo, aaayy que poquito queda para el verano y poder tener más tiempo de ocio y sobre todo para que lleguen las vacaciones, pero mientras tanto nos toca continuar con la rutina. Hoy os proponemos hacer un risotto de espárragos con champiñones portobello y gorgonzola ¡para chuparse los dedos!

Risotto de espárragos, portobello y gorgonzola

Ingredientes para dos personas

  • 180 gramos de arroz redondo
  • 600 ml de caldo de verdura
  • 2 champiñones portobello
  • Unos 8-10 espárragos
  • 1 diente de ajo
  • 100 ml de vino blanco
  • 50 gramos de queso gorgonzola
  • Sal
  • Pimienta

Receta

Comenzamos poniendo en una olla el ajo pasado por el machaca ajos junto con AOVE, rehogamos junto con los portobello y los espárragos troceados.

Una vez rehogado añadimos el vino blanco y dejamos cocinar hasta que se haya evaporado el alcohol.

Añadimos el arroz a la olla y cocinamos durante unos minutos para que el arroz se impregne bien de los sabores, a continuación vamos echando cazo a cazo el caldo.

Iremos controlando el arroz constantemente, lo tendremos siempre a fuego suave y cuando vayamos viendo que se va quedando sin caldo añadimos otro cazo, así hasta que el arroz esté cocinado en su punto.

Para conseguir la cremosidad del risotto la única condición indispensable es no parar de remover durante toda la cocción.

Risotto de esparragos portobello y gorgonzola

Una vez esté listo apagamos el fuego y añadimos el gorgonzola a trocitos, al ser un queso cremoso, con el calor residual que queda en la olla se irá fundiendo rápidamente, le damos una vueltas para que el gorgonzola impregne bien todo el arroz y servimos.

Este plato se debe comer en el mismo momento en que esté listo, ya que es justo en este momento cuando tiene toda la cremosidad que debe tener un risotto. Ya se sabe, el arroz no espera al comensal, es el comensal el que espera al arroz.

Bueno, como veis la única grasa que le hemos incorporado al plato es el gorgonzola, hemos evitado ponerle la mantequilla y ha quedado realmente delicioso.

Recetas

Sándwich de pollo asado y jalapeños

22 mayo, 2017
Sandwich pollo asado jalapeños

Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones somos muy fan de los sándwich, ya tenemos unos cuantos por el blog y tenemos la intención de seguir aumentando la familia sandwichera. Hoy os traemos otra aportación bastante socorrida pero como siempre deliciosa.

Así que cuando Oroweat nos propuso crear un sándwich de autor nos pareció una idea magnífica.

El sándwich que traemos hoy es de los que nos gustan, de aprovechamiento de otras comidas.

Sándwich de autor

Ingredientes

  • Pollo asado
  • Jalapeños
  • Queso rallado
  • Mayonesa
  • Pan de pipas y semillas de amapola Oroweat

Receta

Hemos elegido este pan de pipas porque es muy vistoso, las semillas de amapola y las pipas de calabaza le dan un toque muy especial.

Comenzamos haciendo nuestra pasta para sándwich, es muy sencilla y está deliciosa para cualquier combinación de ingredientes. En un bol ponemos el queso rallado y unas cucharadas de mayonesa de preparada o casera, según vayamos de tiempo, mezclamos bien hasta conseguir una pasta y listo. Esta mezcla le dará una jugosidad impresionante.

En la base de la rebanada, que previamente habremos tostado, untamos la pasta de queso y mayonesa, sobre esta el pollo asado y coronando el sándwich unas rodajas de jalapeño que le dan el toque picante que tanto nos gusta.

Gif sandwich pollo asado

Como veis es muy sencillo y no se requieren ingredientes muy rebuscados.

Es habitual que siempre nos sobre algo de pollo asado, así que como podéis ver es ideal para hacer sándwiches. Por el blog ya tenemos otro sándwich de pollo asado y salmorejo que está para chuparse los dedos.

Sandwich pollo asado jalapeños

Sin más nos marchamos y esperamos que os haya gustado esta idea de sándwich, nos volveremos a ver por aquí con un DIY muy sencillo y muy decorativo. Que tengáis buen comienzo de semana.

Recetas

Azúcar aromatizado y de sabores

15 mayo, 2017
Azucar aromatizado y de sabores

Hace unas semanas hicimos una entrada sobre sales aromatizadas para cocinar, pues bien, hoy la cosa va de dulce. En esta ocasión serán azúcares aromatizados.

La elaboración es exactamente la misma que para las sales, así que es bien sencillo ¡vamos a ello!

Azúcar aromatizado y de sabores

Azucar aromatizado y de sabores

Azúcar aromatizado con naranja:

Solo necesitamos la cáscara de la naranja seca que pulverizamos con un procesador de alimentos. Este polvo se lo añadimos al azúcar y listo.

En la entrada de las sales aromatizadas podéis ver cómo hemos secado la cáscara.

Si queréis más intensidad de sabor le ponéis más polvo de naranja.

Es perfecto para nuestros bizcochos, cupcakes o galletas.

Azúcar aromatizado de limón:

El procedimiento es el mismo que con la naranja. Trituramos la piel seca del limón con un procesador de alimentos y se lo añadimos al azúcar, al igual que el de naranja es perfecto para nuestros bizcochos o galletas.

Azucar aromatizado y de sabores

Azúcar aromatizado de canela:

Este es el más sencillo de todos y más común quizás. Únicamente necesitamos canela en polvo, la añadimos al azúcar, movemos bien para quede bien repartido y listo.

Es el que utilizamos cuando tenemos que emborrizar las torrijas en azúcar y canela, podemos añadirla a nuestros batidos o incluso al café.

Azucar aromatizado y de sabores

Azúcar aromatizado de plátano:

Nos haremos con unas rodajas de plátano seco que venden en las tiendas de chucherías, pasamos por el procesador de alimentos hasta hacerlo polvo y lo añadimos al azúcar.

Este azúcar es perfecto para los batidos de chocolate, o cualquier líquido que lleve chocolate está muy rico.

Bueno aunque aquí no lo hemos enseñado, otro azúcar aromatizado muy famoso del que no nos podemos olvidar es el azúcar aromatizado con vainilla.

Cuando uséis vainas de vainilla para hacer natillas o bizcochos o lo que sea, ya sabéis que hay que sacarles las semillas y poner la vaina también en el líquido para infusionar. Cuando hayamos terminado con la receta, sacamos las vainas las lavamos bien y las ponemos a secar, cuando estén bien secas las ponemos en nuestro azucarero habitual y veréis que poco a poco nuestro azúcar normal se va convirtiendo en un delicioso azúcar con un toque a vainilla.

Esperamos que os haya gustado esta forma de aromatizar el azúcar.