Recetas

Patatas bravas al Kimchee

26 septiembre, 2016
patatas-bravas-kimchee

Como sabíamos que teníais ganas de poner en uso algunas de las salsas de la semana pasada, nos hemos apresurado a proponeros una que os va encantar, unas patatas bravas, entendiendo como patatas bravas una patatas aliñadas con una salsa deliciosa y picante, no como receta tradicional. Así que relajémonos y disfrutemos.

Para hacer esta versión de patatas bravas vamos a usar la mayonesa de kimchee o kimchi aprovechando que es picantita y está riquísima.

patatas-bravas-kimchee

Este es el plato estrella de los bares junto con  la ensaladilla rusa y no en todos los sitios están buenas, de hecho, muchas personas dicen que si en un bar la ensaladilla rusa y las patatas bravas están buenas, está bueno todo.

Para que nos queden unas patatas como las de los bares tienen que quedar tiernecitas por dentro y crujientes por fuera, nada de patatas blandurrias y en mazacote ni patatas tiesas rompe-encias.

Las patatas bravas y en general unas buenas patatas fritas, aunque parezca que no, tienen su truquillo.

Comenzamos pelando y lavando las patatas, las cortamos en trozos irregulares. El aceite de la sartén lo tendremos a fuego muy suave para que se vayan haciendo muy lentamente, así se irán poniendo tiernecitas sin que se doren, una vez estén todas blanditas subimos la temperatura a fuego fuerte y en cuestión de minutos tendrán una fina capa doradita y crujiente por fuera y estarán perfectamente hechas por dentro.

Las ponemos en un papel absorbente y ya las podemos emplatar, le echamos la salsa de kimchi al gusto y listo.

patatas-bravas-kimchee

La verdad que siempre nos hemos preguntado por qué hay tan poca variedad de papas bravas (o al menos la que nosotras hemos probado) porque casi siempre se trata o de una salsa rojo-anaranjada tan picante que no te deja tomar nada más después porque las papilas gustativas se nos han desmayado.

Nosotras pensamos que se pueden hacer de muchas otras formas y así versionarlas como ocurre con cualquier plato tradicional, que en cada casa se le da un toque diferente.

Si os gusta este estilo de plato y sois de los que pedís patatas bravas en los bares, en el blog hay una receta de patatas en adobillo que también está riquísima y va en esta línea de recetas de picoteo.

¡Nos vemos el jueves!

También te puede interesar

¡Anímate a comentar!

Deja tu respuesta