Explorando etiqueta

Cose que te cose

Decoración

Cojín con ojos bordados

12 mayo, 2017
Cojin ojos bordados

El DIY que os traemos hoy es perfecto para darle vidilla a nuestros cojines lisos y aburridos. Este cojín es de Ikea y es perfecto para la temporada en que estamos, ya que ese color verde pistacho junto con el motivo que hemos bordado queda de lo más llamativo y gracioso.

Cojín con ojos bordados

Materiales

  • Hilo de crochet nº 10
  • Tela blanca
  • Aguja
  • Funda de cojín
  • Bastidor (es opcional pero nos facilitara el trabajo)

Procedimiento

Lo primero que tenemos que hacer es dibujar en un papel el tamaño de ojo que queremos bordar teniendo en cuenta que al bordar todo el contorno se nos quedará un poco más pequeño.

Cojin ojos bordados

Una vez tengamos nuestro patrón de ojo lo trasladamos a la tela blanca y lo recortamos. Nosotras hemos decidido hacer todos los ojos del mismo tamaño aproximadamente pero los podéis hacer por ejemplo unos más grandes que otros que también quedaría gracioso.

Una vez tenemos recortados todos los ojos los disponemos en el cojín en el orden que nos gustaría que estuviesen y los fijamos con un alfiler.

Ya podemos proceder al bordado, en el blog tenemos un tutorial de este tipo de bordados en el post de parches para ropa.

Una vez cosido todo el contorno, le damos un toque de vidilla cosiendo  las pestañas. Hemos decidido darle un aire más divertido poniendo la pupila en diferentes zonas del ojo, unos miran a la izquierda, otros a la derecha y otros al centro, a este cojín no se le escapa un detalle.

Cojin ojos bordados

Como veis ha quedado un trabajo muy resultón y a todos llama mucho la atención el cojín, da bastante vida a la estancia.

Que tengáis un buen fin de semana, nosotras ya estamos pensando en él. Por supuesto aquí estaremos el lunes fiel a nuestra cita con un nuevo post.

Decoración

Cortina desteñida para estantería Billy

4 mayo, 2017
Cortina desteñida nudos billy

Modificar los muebles es una de nuestras aficiones, si os dais un paseo por el blog podréis ver cómo hemos cambiado una cómoda de Ikea transformándola de color y dándole un aire vintage, también nos atrevimos con un zapatero muy oscuro dándole algo más de  luz en su interior. En esta ocasión le ha tocado el turno a la mítica estantería Billy de Ikea a la que le hemos puesto una cortina.

Esta estantería la tenemos en el baño para guardar toallas, productos de higiene… en fin, las cosas que se guardan en el aseo. Al tener las puertas de cristal se ve todo el interior y aunque está todo puesto bastante ordenadito en sus cestas no deja de verse algo un poco caótico, ya sea por la armonía de colores de los productos o de las toallas, está mejor tapadito. Así que decidimos ponerle una solución, y esta ha sido fabricarle unas cortinas.

Cortina desteñida para estantería Billy

Materiales

  • 8 cáncamos
  • 4 gusanillos para visillos de unos 32 centímetros
  • Tela de algodón
  • Tinte negro para ropa
  • Cuerda

Procedimiento

Primero pondremos los cáncamos  en el interior de la puerta, colocamos dos arriba y dos abajo. En la parte superior medimos desde el comienzo del cristal y añadimos unos tres centímetros hacia cada lado y dos centímetros hacia arriba y hacemos la marca donde irá el cáncamo. La idea es que la cortina cubra bien toda la zona del cristal y no nos deje ver a través de él. Hacemos lo mismo con la parte inferior de la puerta.

El siguiente paso es confeccionar la cortina. Las medidas son un poco más grandes que el hueco que queremos cubrir teniendo en cuenta dobladillos. En los laterales de la tela haremos dobladillos normales, pero en ambos extremos, superior e inferior, haremos un dobladillo abierto por los que poder pasar el gusanillo. Nuestro gusanillo es de 32 centímetros porque no queremos que nos pandee, queremos que nos quede tirante.

Cortina desteñida nudos billy

Ahora procedemos a hacer un revival de nuestra adolescencia y de aquellas tardes en las que pasábamos el rato destiñendo, o más bien, tiñendo camisetas. Yo tenía muchas camisetas así y también pantalones, tengo que decir que lo petaba con mis pantalones desteñidos (o tie dye como se le dice ahora) aquella fue mi etapa grunge.

Cortina desteñida nudos billy

Esta técnica es bien sencilla. El diseño que hemos elegido son círculos, para ello solo tenemos que coger un pico de tela e ir poniendo alrededor la cuerda, la pondremos bien apretada para que no penetre el tinte en estas zonas, de esta manera las zonas que llevan cuerda no quedarán teñidas.

Es muy importante que la tela sea de algodón si no no teñirá bien.

Hacemos nudos por toda la tela y procedemos a teñir según las instrucciones del fabricante. Os recomendamos utilizar guantes en todo momento ya que el tinte si entra en contacto con la piel se os va a quedar teñida unos cuantos días, lo decimos por experiencia.

Cortina desteñida nudos billy

Una  vez pasado el tiempo ya podemos enjuagar la tela, hay que lavarla hasta que ya no suelte más color.

Por último, cortamos las cuerdas y ya podemos ver nuestra obra de arte. Es muy importante seguir con los guantes mientras estemos cortando la cuerda.

Dejamos secar la cortina, planchamos y ya podemos meterle el gusanillo y colgarlas en nuestra estantería Billy. El resultado de este hack de Ikea nos ha encantado ¿qué os parece a vosotros?

Decoración

Cortina de cocina abatible y sin agujerear la pared

31 marzo, 2017
Cortina abatible adhesiva

Hace casi un año y medio que nos mudamos y desde entonces llevamos buscando una solución para poder ponerle una cortina a la ventana de la cocina. A pesar de ser una ventana pequeña, nos da la vida, tanto por la luz que entra como por la corriente que se crea cuando la abrimos.

Al tener la ventana la parte de arriba totalmente pegada al techo de escayola hacía imposible poner una barra de cortina tradicional. Por lo que había que inventar otra solución, así que finalmente y después de muchas vueltas dimos con nuestra barra de cortina abatible.

Cortina de cocina abatible y sin agujerear la pared

Nuestra barra debía cumplir dos requisitos:

  • Ser abatible para poder abrir la ventana
  • Que no fuera necesario taladrar los azulejos

En un principio pensamos en las barras de toallas de baño abatibles, pero estas barras pesan un poco y no iba a ser suficiente pegarla con silicona, requeriría taladro y no estábamos dispuestos. Además, no era fácil dar con el tamaño que queríamos.

Otro material que podíamos usar era el plástico, un material lo suficientemente ligero. Pero no se nos ocurría una solución fácil de conseguir, práctica y estética con este material.

Y finalmente dimos con la madera, un material versátil que puede pesar poco o mucho dependiendo de que tipo uses y que cantidad. Como nosotros lo que necesitábamos era un listón finito, permitía el uso de silicona para sujetarlo a la pared. Así que con un listón de madera y una bisagra encontramos la solución perfecta a la cortina de la cocina.

Cortina abatible adhesiva

El alto del listón es de 3 cm, así que elegimos una pieza con un poco más de superficie para pegarla a la pared y así asegurarnos que quedara bien sujeta.

Primero pegamos la pieza que va a la pared. Dejamos un día completo para que la silicona se seque y se adhiera completamente.

Atornillamos la bisagra al listón de madera que hará de barra de cortina, y por último atornillamos el otro lado de la bisagra a la pieza de madera pegada a la pared. Las bisagras normalmente tienen un poco de holgura, así que para evitar que el listón cayera un poco hacia abajo le pusimos unas arandelas a los tornillos hasta que nos quedó totalmente recto.

Cortina abatible adhesiva

Y por fin tenemos nuestra cortina, o más bien nuestro visillo. La tela es de Ikea. Una tela muy baratita y muy mona de la que solo cosimos los laterales y la parte superior, dejando la terminación que trae la tela formando ondas en la parte de abajo.

Sin más nos despedimos hasta el lunes. Que disfrutéis del fin de semana.

Decoración

Bolsa para el pan con cierre fruncido

9 marzo, 2017
Bolsa pan cierre fruncido

Hoy hemos hecho una de esas cosas que no te das cuenta de lo imprescindible que es hasta que la tienes. Y es que ¿qué haces cuando te sobra pan? pues está la opción de congelarlo, pero si quieres consumirlo más tarde sin tener que tostarlo ahí viene el dilema.

Si lo dejas dentro de una bolsa de plástico, el pan por la noche se habrá convertido en chicle, y si lo dejas al aire se habrá convertido en un mazo. Así que si queremos conservarlo en condiciones óptimas lo mejor es envolverlo en tela, y para ello hemos hecho esta bolsa para el pan, así podremos tenerlo siempre bien conservado.

Cómo hacer una bolsa para el pan con cierre fruncido

Lo primero será seleccionar el tamaño de nuestra bolsa para el pan. En nuestro caso hemos elegido 31 cm de ancho por 52 cm de alto, de esta manera nos caben tanto barras largas como panes redondos.

Recortamos dos piezas con estas medidas mas 2 cm por cada lado en el ancho y 16 cm de más de alto. Es decir un rectángulo de 35 x  68 cm. Una vez que tenemos recortados las dos piezas de tela, enfrentamos los derechos y cosemos a máquina los laterales y también la parte de abajo de nuestra bolsa. Le damos la vuelta poniendo la bolsa del derecho y cosemos de nuevo a medio cm aproximadamente del filo.

Ya tendremos algo más parecido a una bolsa, solo nos falta hacer el cierre.

Bolsa pan cierre fruncido (3)

Volvemos a poner del revés la bolsa y doblamos la parte superior hacia fuera unos 14 cm. Doblamos el filo hacia dentro, sujetamos con alfileres y hacemos una costura por todo el contorno. Hacemos otra costura a 1.5 cm de la anterior dejando un par de cm sin coser. De esta manera tendremos hecho el canal por donde irá nuestra cinta para poder fruncir la bolsa y mantenerla cerrada.

Elegimos que cinta queremos usar, en nuestro caso yute, y la metemos ayudándonos de un imperdible por el par de cm que dejamos antes sin coser. Aconsejamos usar otro material más suave como un lazo finito o una cuerda de algodón ya que el yute se agarra y cuesta un poco abrir y cerrar.

Bolsa pan cierre fruncido

Y con esto ya tenemos lista nuestra bolsa para el pan.

Esperamos que disfrutéis del fin de semana. Nos vemos el lunes con una nueva receta.